martes, 8 de noviembre de 2016

¿Es el urea-formol un barniz aconsejable? Mi opinión sobre el barniz más usado en nuestro país.



Recientemente he visto algunos artículos por parte de los fabricantes de barnices donde se defiende la utilización del urea-formol en nuestro país.
Indican que es un producto seguro, que cumple con las normas de compuestos volátiles orgánicos (VOC) y que tiene un lugar en el mercado pues colma los gustos de aquellos que quieren un suelo más "protegido"

En cuanto a su toxicidad y conveniencia para un hogar, como no puedo rebatir sus datos me limitaré a explicar mis observaciones:
Dar estos barnices en un piso conlleva acabar con la vida de cualquier organismo vivo de tamaño inferior a un gato.
Peceras con peces panza arriba, pájaros tiesos, plantas achicharradas, y si no espantas los insectos antes de barnizar, estos mueren y acaban pegados en el barniz. Eso es un dato concluyente y no hace falta ser químico para comprender que es una locura dar eso en tu casa.


Dicen que si te proteges adecuadamente no hay ningún riesgo para el que lo aplica… Esto me enerva particularmente.
La protección adecuada sería cubrir por completo tu cuerpo con un traje estanco, y la típica máscara con filtros para todo tipo de volátiles orgánicos que cubre todo el rostro, incluidos los ojos. Eso que yo sepa no lo hace nadie. La consecuencia es que por ejemplo, mi padre tiene bronquitis crónica, y si barnizo algo en su casa con poliuretano, acaba en el hospital por la reacción que le produce. O que un conocido barnizador en mi localidad nos dejara hace algunos años por causa de un cáncer ocular. Esa es la consecuencia, dañar irreversiblemente e incluso fatalmente nuestra salud.

Por zanjar este tema: la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer en sus últimos informes lo ha clasificado en el grupo 1, Carcinógeno confirmado para humanos (cáncer nasofaríngeo). Todos los contrachapados, barnices de urea e incluso muchos productos de limpieza emiten estas desagradables sustancias.

Parquet urea blanquecino
Piso con sus tres manos en urea. Puede que sea el más duro pero así envejece.

Tarima barnizada en urea blanquecino
Típico aspecto velado de otro piso con sus tres manos en urea- formaldehido 
Más información sobre el formaldehído:




En las etiquetas de esos productos se explica que son para uso industrial en un sitio con ventilación mecánica. La realidad es que se aplican en domicilios y que para evitar problemas con los otros vecinos, que te pueden denunciar y de hecho lo hacen, se cierran todas las puertas y ventanas e incluso se sellan con cinta las puertas. Eso agrava el problema de la toxicidad pues las emanaciones se mantiene concentradas hasta que el secado nos permite entrar a ventilar.

Por supuesto que todas las marcas tienen barnices que si se pueden usar en el ámbito doméstico pero no son los que el profesional acaba usando.

En cuanto a la calidad en si de el producto:

Su inestabilidad frente a los agentes contaminantes que siempre suelen estar presentes en un hogar los hace muy poco aconsejables para el que los trabaja. A nadie le gusta terminar su trabajo y que quede lleno de pinchitos o de cráteres por algún capricho del destino. El fabricante del barniz se lava las manos y nosotros no cobramos el piso, a parte del importante descrédito frente al cliente.
Eso no es tolerable, y tener que andar con fórmulas de verano e invierno, aditivos espesantes, antisiliconas, retardantes y demás parafernalia química convierte este oficio en un galimatías químico poco fiable, a parte de agravar la toxicidad del conjunto.

La inmensa mayoría de los que aplican urea en nuestro país no acaban con una mano de poliuretano, con lo que la mayor parte de los pisos en algunas zonas de España, como la zona centro , tienen un aspecto blanquecino que está haciendo perder a la gente la fe en sus suelos de madera. Promocionar este tipo de productos no nos hace ningún favor sino que nos desprestigia a todos.

Algún fabricante de urea ahora advierte de que su producto no debe usarse de acabado pero eso es ahora, antes podías leer en todas sus garrafas las palabras “barniz de acabado”
La razón de todo esto parece clara: de momento las ventas de urea son mucho más altas que las de poliuretanos al agua. Poderoso caballero es don dinero.

España es uno de los pocos países donde se fabrican estos barnices, puede que cuando los dinosaurios empresariales sean sustituidos por otras nuevas generaciones todos estos productos pasen al olvido, al menos así lo espero.

Las normativas siempre van a la zaga de la investigación, y en un país tecnológicamente menos avanzado se traduce en que se retrasan aun más. Eeuu. Alemania, Suecia, son países donde es imposible encontrar estos barnices y sus legislaciones son mucho más duras.

La cantidad razonable de un producto carcinógeno en un hogar es cero.

A los romanos les encantaban sus tuberías de plomo que les producían graves dolencias, y la gente hace siglos se empolvaba la cara con polvos de plomo que les originaban otras cuantas, pero al final la historia relega al olvido las costumbres nocivas y ésta lo es.

Por seguir con otros ejemplos históricos, yo tampoco quiero acabar como los famosos sombrereros locos, cuya locura provenía del mercurio que usaban en la fabricación de sus sombreros. No hay ningún trabajo que merezca la pena si pone en riesgo tu vida o tu salud.

Formaldehído, salud y embarazo.
Publicar un comentario