viernes, 28 de octubre de 2016

¿LA MADERA ES UN LUJO?

Muchas personas han llegado a creerse esto. El laminado es mucho más económico que la madera. Puede que con los precios de colocación reventados de hoy en día sea así pero creo que este tema merece un análisis más profundo.

Primero habría que diferenciar los laminados decentes de los que no lo son. Un material adecuado de este tipo suele valer más de 14 €/m2. Sumando la mano de obra, adaptar puertas y el rodapié, el precio de partida serían Unos 28 €/m2 (de ahí para arriba) Hay materiales mucho más baratos, pero por hacer un análisis más serio, considero uno medianamente decente en cuanto a sus características.

Para instalar un parquet, con los mejores materiales, colas y barnices y una madera de roble normalita, partimos de 50€/m2

Pues vaya, justamente el doble. Así es pero hay que saber lo que estamos comprando y lo que podemos esperar de ello.

Cuando pasen quince años, con las consiguientes fugas, accidentes y el desgaste diario ambos pavimentos habrán de ser reparados pero ocurre que el laminado tendrá que ser sustituido por completo pues los diferentes modelos se cambian muy a menudo y ya no encontraremos el mismo.
En el caso de la madera se lija y barniza, incluso usando barnices caros como el poliuretano al agua, rondaríamos de media los 19 €/m2.

Pues bien, contando que el piso es nuestro, y una media de quince años por reparación, sustitución, en el caso del laminado, ésta sería la cuenta para sesenta años:

Parquet pegado  50€ + (3 x 19€) = 107 € gastados en cada metro cuadrado.

Laminado        28€ x 4         = 112 €

Evidentemente se pueden usar materiales mucho más baratos pero quería considerarlo en igualdad de condiciones con respecto a la calidad empleada.
La casa donde vivo fue lijada hace 22 años y aun tiene buen aspecto. Desde ese punto de vista, podemos considerar periodos entre reparaciones aún mucho más amplios. A una persona medianamente cuidadosa una madera puede resultarle la opción más económica, frente a personas que maltratan mucho su suelo, a los cuales les saldrá más a cuenta un laminado.

Roble francés espiga gran formato barnizado con poliuretano al agua
Parquet de roble de gran formato. Su espesor de 14mm hace que pueda ser usado por dos generaciones, ud. y sus hijos. Y de momento estéticamente la madera sigue siendo bastante superior. Los laminados no tienen un dibujo diferente en cada tabla y la imitación de los dibujos y textura aún es bastante pobre.

Pero hay algo muy importante: en las casas hay accidentes. Reventones de manguitos de lavadora, roturas de bajantes, tubos de calefacción corroídos etc. Son pocas las personas que se libran de ellos en su vida.
Pues bien: cuando esto ocurre, en el caso de una madera, sólo tenemos que esperar a que seque, pegar y cambiar tablas que ya no sirven. Siempre es arreglable.
Con el laminado solo resta cambiarlo por otro y eso lo hace tremendamente irrentable. Puedes tener tu piso perfecto y nuevecito, tener una fuga y a la basura todo.

Que cada cual instale lo que pueda o lo que crea que mejor resultado le va a dar pero creo que a parte deberíais considerar lo que os cuento antes de tomar una decisión. A veces sólo hacemos las cuentas a corto plazo y creo que no es la forma adecuada de enfocar estos temas. No en vano es nuestra casa y deberíamos buscar cosas que permitan ser arregladas.

Cualquier producto destinado a estropearse y que lo cambies completamente (obsolescencia programada) debería ser rechazada por los consumidores y penalizada por los gobiernos ya que genera muchos residuos que se traducen en más problemas para la población en general.
Publicar un comentario en la entrada